Las tabletas resistentes se utilizan principalmente en una configuración industrial y, a menudo, se transmiten de un empleado a otro. Además, algunos de los entornos en los que se utilizan las tabletas resistentes son propensos al polvo y los derrames. Por lo tanto, es importante que las empresas desarrollen y mantengan una rutina para limpiar y desinfectar las tabletas para proteger a sus empleados de enfermedades transmisibles, desencadenantes de alergias o cualquier otro riesgo para la salud. Limpiar y desinfectar regularmente sus tabletas resistentes también puede prolongar su vida útil.

A continuación se muestra una guía paso a paso sobre cómo limpiar y desinfectar sus tabletas resistentes.

Paso 1: Apague la tableta

Apague la tableta y, si se está cargando, desconéctela de la corriente. Limpiar su tableta cuando está encendida o cuando está enchufada a la corriente es arriesgado y debe evitarse.

Paso 2: desconecte los dispositivos externos

Desconecte todos los dispositivos externos conectados a la tableta robusta. Si alguno de los dispositivos externos es inalámbrico, como el teclado o el mouse, asegúrese de quitar las baterías.

Paso 3: use equipo de protección

Proteja siempre sus manos usando guantes desechables de látex. La solución de limpieza o el químico que se usa para limpiar y desinfectar puede irritar sus manos y hacer que se sienta incómodo para limpiar sus tabletas de manera efectiva. Algunas soluciones de limpieza pueden requerir que tenga equipo de protección adicional, como protección para los ojos. Siempre lea las instrucciones y precauciones impresas en el paquete de la solución o producto químico de limpieza y siga las pautas.

Paso 4: elija los materiales de limpieza adecuados

La solución de limpieza que utilice para limpiar y desinfectar su tableta debería permitirle lograr los resultados deseados sin dañar sus tabletas. La solución más recomendada está compuesta por una solución de alcohol isopropílico al 70 % y agua al 30 %. Lea siempre las etiquetas de las soluciones de limpieza para determinar cuál es su contenido. Algunos de los productos químicos de limpieza, especialmente aquellos que contienen agentes blanqueadores, pueden dañar las tabletas, por lo que deben evitarse.

Otros materiales de limpieza que pueden ser útiles son los paños secos y los aplicadores con punta de algodón.

Paso 5: limpie suavemente la tableta

Tome el paño limpio y humedézcalo con la solución de limpieza. Retire con cuidado el exceso de líquido del paño y limpie suavemente la superficie de la tableta. Para asegurarse de limpiar todas las partes de la tableta de manera consistente, limpie en una dirección y aplique la misma presión. Repita el proceso asegurándose de limpiar todas las partes de la tableta.

Se pueden usar aplicadores con punta de algodón para limpiar los espacios entre los botones del teclado desmontables, los puertos y otras áreas que son difíciles de limpiar con un paño. Asegúrese de no aplicar un exceso de solución de limpieza en los aplicadores con punta de algodón. Además, cuando limpie estas áreas, tenga cuidado para evitar que el exceso de líquido se filtre a través de las partes internas de la tableta.

Paso 6: seque la tableta

Una vez que haya limpiado toda la tableta, deje que se seque. Puede usar un paño estéril seco para eliminar el exceso de líquido y también secar al aire la tableta. La tableta nunca debe encenderse ni enchufarse a la corriente si todavía tiene humedad.

Paso 7: Límpiate las manos

Una vez que haya terminado de limpiar la tableta, deseche los guantes y lávese las manos cuidadosamente.

Consejos importantes para la limpieza y desinfección de tabletas resistentes

Algunas marcas específicas de tabletas resistentes pueden requerir que use soluciones de limpieza específicas y siga procedimientos específicos para limpiar y desinfectar su tableta. Siempre, lea y siga las instrucciones del fabricante.
Aunque las tabletas resistentes están diseñadas para resistir la entrada de líquidos, no debe rociar la solución de limpieza directamente sobre la superficie de la tableta o el teclado. En su lugar, utilice un paño o una toallita para limpiar la tableta.

  • Evite usar paños abrasivos, especialmente en áreas sensibles como la pantalla táctil, el escáner de código de barras y la lente de la cámara.
  • Tampoco deben usarse materiales como papel higiénico y toallas de papel porque pueden dejar algunos residuos en la superficie de la tableta.
  • No se recomienda mezclar diferentes agentes de limpieza porque podría ser perjudicial para usted y también dañar los dispositivos.